ezgif_edited.jpg
impulsar_edited.jpg
  • Caco Sepúlveda

Adolfo Correa: cruzando puertas de embarque

He tenido días grises, días grises,

De esos que cuando camina no distingues los matices

- Las cosas de la vida, Makiza


Adolfo Correa

El trabajo de Adolfo Correa ha coloreado los pixeles de nuestras pantallas, a veces de forma casual, a veces intencional –pero siempre persistente– desde hace ya unos años. Sus gráficas de tintes brillantes y estética europea, así como también los nombres de gigantes del mercado como Nike, Adidas y Mercedes-Benz se traslapan con la descripción en su perfil:

Chilean Creative Director x Graphic Artist x Designer 🇨🇱🇪🇸🇬🇧🇧🇪 Madrid / Brussels / Santiago de Chile📍

Detrás de esta cuidada presencia digital, y de tan abultado currículum, nos encontramos con una trayectoria llena de triunfos, pero también de tropezones. En medio de la perfección de sus dibujos hiperrealistas y de su nítida ilustración digital, se deja entrever la humanidad de su éxito y la vulnerabilidad de su recorrido. Inmigrante en tierras prestadas, el diseñador de 33 años ha sabido abrirse camino, coleccionando paletas en su pasaporte.


Nike React


Puente digital

Adolfo asegura que desde sus tiempos universitarios notó que lo que le ofrecían en la carrera no era suficiente. “Por curiosidad comencé a meterme en muchos ámbitos del diseño que ni siquiera sabía que existían. Luego descubrí que era eterno y se pueden hacer cosas infinitas”, dice entre risas. De esa forma comenzó su odisea, armado con lápiz y pincel. “Rápido en la u empecé a publicar y compartir mis trabajos online. Así, me contactaron clientes. No entendía. Estaba en la u y ofrecían pagarme por un dibujo. Quedé loco”.


Trabajó un tiempo en Chile, sin embargo, lleva casi cuatro años viviendo en Europa. Aunque actualmente se encuentra en Bruselas, su primer destino fue España, lugar donde la realidad sacudió su empuje. “En Barcelona levantas una piedra y hay cien diseñadores buenos. Es súper difícil hacerse espacio cuando eres desconocido y no tienes contactos".


Con el tiempo, descubrió que para ganarse un lugar en la escena debía ser proactivo e introducirse personalmente a quienes buscaba para trabajar. “Noté que había que ser puntudo y escribirles directamente. De hecho, uno de los primeros contactos que tuve fue Steve Aoki. Le mandé un mail al mánager. En pocos días me respondió diciendo que Steve quería trabajar conmigo. No lo podía creer”.


“Ahí caché el poder de Instagram. Yo lo usaba súper poco. Pero mi entorno y la gente con la que trabajaba lo usaban todo el día. Nunca veían portafolios, era todo Instagram. Así que hice una lista de todas las personas con las que quería trabajar: los directores creativos, los managers, básicamente todos los de tomas de decisiones. Los seguía, les hablaba y a los días me ofrecían trabajar con ellos. Lo de Nike y NBA fue por Instagram. Casi todos mis contactos vienen de ahí”.


The Creator


El mundo allá afuera

¿Por qué un diseñador decide migrar de Chile? Razones hay muchas y en ambos lados de la balanza, tanto para salir, como para quedarse. Las hay culturales, sociales, laborales y, por supuesto, también económicas. De acuerdo al ranking salarial laboral un@ diseñador@ en Chile, al cuarto año de egreso, tiene un salario promedio de entre $900.000 y $1.000.000 de pesos chilenos. En Alemania, por ejemplo, en los mismos cuatro años, el sueldo promedio es de $2.400.000. Por otro lado, el presupuesto del ministerio de Cultura de España para el 2021 es de 786 mil millones de pesos, mientras que el de Chile es de sólo 226 mil millones, a pesar de que aumentó en relación al 2020.


“Cuando llegué a España estuve un año sin ganar ni un peso. Me eché todos mis ahorros. Me iba a rendir, pero apareció un proyecto que me salvó. Y así empecé a sobrevivir”, cuenta el artista gráfico respecto a su experiencia como independiente en Europa. “Siempre he sido freelance. Es difícil ser independiente, pero es posible. Existe ese miedo de «¿cómo me voy a mantener?». Pero prefiero eso que trabajar en proyectos que no me interesan”.


Su recorrido está marcado por su talento y carisma, pero también por su humildad y resiliencia para reformarse cuando todo parece derrumbarse. Como a casi todo el mundo, el Covid-19 le jugó una mala pasada. “Con la pandemia todo cambió rotundamente. Tenía un montón de proyectos y en marzo ¡puff! se cancelaron todos. Lo único que me salvó fueron proyectos en Chile desde marzo a julio. En Europa nada”. Sin embargo, asegura que el encierro ha sido el tiempo más útil que ha tenido. Comenzó a leer sobre diseño, pintó, ilustró y reinventó su página web. “En el fondo, hice todas esas cosas que uno nunca hace, pero que sabe que tiene que hacer”.



Antiyuta Skategir


A punta de pincel

Despojado de su urgencia comercial, para Adolfo el diseño tiene que ver con la construcción consciente de una narrativa. “La gente que trabaja en diseño comunica, pero si eres artista es porque tienes algo que decir, una curiosidad personal". En este sentido, no se trata de fabricar un relato de moldes extravagantes sino de deconstruir, en el mejor sentido de la palabra, lo que pareciera obvio. Un claro ejemplo de esto ocurrió durante el Estallido Social, cuando memes, pancartas, canciones y discursos colaborativos inundaron las calles y jugaron un papel importante para unificar a l@s chilen@s el 18 de Octubre de 2019. “Todo ese caos, la forma de comunicarlo y hacer una vía de llegada a la gente era a través del arte y el diseño. Por ejemplo, lo que pasó con Las Tesis es comunicación: tomar algo que está pasando y transformarlo en un mensaje”.


Además, nos comenta que ve ese momento histórico como la proliferación máxima de l@s creativ@s chilen@s. “Viéndolo desde afuera, creo que es el momento más hermoso en la historia del arte y el diseño. Principalmente, porque mucha gente estaba manifestándose y expresándose. Era un museo, pero en el espacio público. Fue una explosión de gente creativa". Un espacio público delineado en base a un brief que no está fabricado por unos pocos, sino por much@s.

Recomendación de libros por Adolfo Correa - Designing Design, Kenya Hara - White, Kenya Hara - Creativity INC, Ed Catmull

www.adolfo-correa.com | @adolfocorreadesigner



Imágenes cortesía de: Adolfo Correa.